¿Qué es Dios? (19)

250px-Gebel_el-Arak_knife_mp3h8791

Esta pregunta me atormentó desde muy pequeño, en el catecismo me enseñaron que Dios podía ejecutar ciertas proezas que me resultaban imposibles de creer, y ante mis preguntas, la respuesta que siempre recibía fue “para Dios nada es imposible” y no la podía aceptar, esto me llevó a buscar la respuesta, pero he tenido que acumular conocimiento por 51 años para llegar a una respuesta que me satisfaga.

Las personas siempre hemos creado dioses de acuerdo al nivel de conocimientos logrados, a los anhelos y deseos, y al grado de amor fraternal que damos, estas cualidades también determinaban los nombres que les atribuíamos.

A lo largo de nuestra historia Dios siempre fue una imagen magnificada de la persona que lo creaba, era la proyección de sus anhelos:

Para los guerreros era un toro, un oso, o un gigante experto en usar el arco o la lanza.

Para los agricultores dios era un rio o las nubes que producen la lluvia.

Para los herreros dios era un volcán, el rayo, o un gigante que maneja la forja.

Para los navegantes era un tiburón, un calamar, o un gigante que vivía en el fondo de océano y que provocaba las tormentas o el viento favorable.

Para los caudillos era un rey poderoso que desde su trono lo controlaba todo y concedía favores pero que exigía a cambio que lo adoren, que le entreguen ofrendas y que lo obedezcan incondicionalmente; quienes no obedecían eran castigados con enfermedades, con la pérdida de los sembríos, de los barcos, de los animales o con la muerte; el dios de los caudillos tenía un ego muy grande y era iracundo.

Las personas creamos dioses a nuestra imagen y semejanza, les atribuimos nuestras virtudes y nuestras debilidades, pero magnificándolas.

Porque las personas evolucionamos constantemente, nunca lograremos concebir una explicación de Dios que satisfaga a todos y que se mantenga en el tiempo.

Dios es eterno e inmutable, pero la percepción o idea que sobre Él tengamos siempre variará de acuerdo al nivel evolutivo alcanzado.

Lo que definitivamente está mal, es que después de más de dos mil años, millones de personas sigan creyendo que Dios es el ser que un grupo de personas de Oriente Medio propusieron en el Antiguo Testamento de la Biblia, de acuerdo a sus anhelos, sus afanes, y sus temores. Debemos aceptar que en todo este tiempo algo hemos evolucionado.

La idea que tengo de Dios no es nueva, no se me ocurrió a mí, pero la adopto por ser la que llena mi ignorancia.

En los Vedas, las sagradas escrituras de la India, sobre los atributos de Dios dicen “Él es el origen de todo. Él no tiene ningún otro origen, y es la causa primaria de todas las causas” y señalan que Dios dice “Yo soy la Fuente de todo, de mí fluye la creación entera”.

En las escrituras Herméticas, originarias de Egipto, a Dios se le da el nombre del Todo y se enseña que “Más allá del Cosmos, del Tiempo, del Espacio, de todo cuanto se mueve y cambia, se encuentra la Realidad substancial, la Verdad Fundamental”. Y que “El universo es una creación mental sostenida en la mente del Todo”.

Como resultado del estudio y de la experiencia, he llegado a la conclusión que Dios no es un ser, sino la Causa de todo lo que hay en el Universo, el Principio Único, Supremo, Inmutable, Perfecto, Eterno, Omnipresente y Verdadero que lo genera todo.

Dios no es un Alguien, es el Causa Fundamental que crea todas las sustancias del Universo. Es la Fuente que emana todo lo que existe en el Universo. Es el Todo.

Por lo que todos los Principios Universales son diferentes facetas del Principio o Causa Fundamental; lo aclaro con un ejemplo, la luz que vemos durante el día está formada por la combinación de siete tipos de luz o arco iris, la luz que alumbra el mundo no es cada una de los tipos de luz del arco iris por separado sino la interacción de todos ellos juntos.

Con Dios no funciona aquello de pedirle cosas, Él solamente necesita que vivamos de acuerdo a los Principios Universales, para que “obren sus milagros” a nuestro favor, pero en caso contrario jamás nos castigará.

Nunca debemos olvidar que el Principio de Causa y Efecto actúa siempre y en todos los planos universales, y lo que cada persona recibirá será de acuerdo a lo que haya dado, y a sus acciones previas.

Dios es el principio de la justicia que permite a cada persona recibir lo que le corresponde de acuerdo a su conducta previa.

Dios tiene los siguientes atributos:

Es inmutable porque no cambia en los eones.

Es omnipresente porque está presente en todas partes y al mismo tiempo.

Es invisible porque sólo sabemos de Él por su manifestación.   

Es justo porque cada persona recibe lo que le corresponde.

Es eterno.

Es la causa o fuente de todo.

Debido a que lo principal siempre contendrá a lo secundario, todo lo que hay en el Universo emana de Dios, y fuera de Dios no puede haber substancia alguna.

Saberse hijo de Dios es la causa del Espíritu que es el sentimiento que une a todos los seres del Universo.

Los Principios Universales son ineludibles para todos los seres del Universo.

Entonces ahora sí puedo decir, sin temor a equivocarme que:

Gracias a Dios: fueron creados los planetas, el sol, las plantas, los animales y las personas.

Gracias a Dios las hormigas se organizan en sociedades que funcionan armónicamente.

Gracias a Dios si se desprende una hoja de un mangle en la mitad del Golfo de Guayaquil esta caerá al suelo y servirá de alimento para un cangrejo.

Gracias a Dios el Sol mantiene unidos a los planetas del sistema solar.

Y continúan millones de ejemplos que demuestran que gracias a Dios el Universo funciona armónicamente.

Todas las sustancias del Universo somos pensamientos de ese Dios creador.

Todas las herramientas inventadas y todas las actividades realizadas, primero fueron pensamientos, esto es que primero aparecen los pensamientos y luego estos se convierten en cosas o en actos ejecutados.

Por esto, insisto, en que debemos ser muy cuidadosos con lo que pensamos, porque nuestros pensamientos siempre se convertirán en cosas o situaciones que nos pueden perjudicar, pero que también nos pueden resultar de beneficio.

Lo que pensamos influye directamente en nuestra vida.

Texto tomado del libro Supervivencia

 

#apocalipsis, #calentamiento-global, #clima, #creacion, #diablo, #dios, #evolucion, #extincion, #futuro, #humanidad, #mensaje, #naturaleza, #nicolas-brito, #oracion, #terremoto, #tierra, #vegano

Dios y el conocimiento (18)

ciencia_vs_religion_by_leirock123-d5koj2q

Imagen tomada de http://elblogdejorged.blogspot.com/2015/05/relacion-religion-ciencia.html

La doctrina católica enseña que la finalidad de las personas es “conocer y amar a Dios”. Esta propuesta no es dogmática y sí es coherente con el método científico que nos dice que para emitir un criterio sobre algo primero se debe conocerlo, y la única manera para conocer algo es estudiándolo.

Para conocer a Dios no hace falta gran cantidad de entendimiento, los requisitos son: desearlo, trabajar en ello y no estar cerrado al conocimiento nuevo.

Cuando estudié algo de cálculo me di cuenta que la geometría euclidiana, que dominó las ciencias por más de mil años, apenas era una parte de un campo muy amplio que  nos fue desconocido por mucho tiempo.

La Mecánica de Newton y su ley de Acción y Reacción es una parte muy pequeña del Principio Universal de Causa y Efecto.

Al leer los principios filosóficos de la Teoría de la Relatividad me di cuenta que Euclides y Newton solamente habían visualizado y entendido una parte de las leyes que regulan el Universo.

En el capítulo 2 del libro “La Relatividad”, de Alberto Einstein, se encuentra la descripción del siguiente acontecimiento: “Supongamos que me encuentro ante la ventanilla de un vagón de ferrocarril, en un tren que avanza uniformemente, y que dejo caer una piedra sobre el terraplén, sin darle impulso alguno. Entonces veo (haciendo abstracción de la influencia ejercida por la resistencia del aire) que la piedra cae describiendo una línea recta. Pero un peatón que observa esa fechoría desde la vía del ferrocarril verá que la piedra describe una parábola en su caída. Entonces se puede preguntar: ¿los “lugares” que la piedra recorre, se encuentran situados “realmente” sobre una línea recta o sobre una parábola?”.

¿Realmente cómo cae la piedra, en línea recta o curva? Ambas respuestas son válidas, pero, para que la contestación esté completa se debe informar el sitio donde está ubicado el observador, o su marco de referencia.

No es que una misma Causa tiene dos Efectos distintos, sino que dependiendo del sitio donde se encuentre el observador, se verá qué tipo de recorrido realiza la piedra al caer: pudiendo ser recto o curvo.  

Como podemos darnos cuenta, sería absurdo que ambos observadores discutan por creer que sólo uno de ellos tiene la razón, cuando realmente ambos la tienen.

Situaciones como la descrita se dan muy seguido, discutimos, peleamos, hacemos la guerra para imponer nuestra verdad, cuando muchas veces la verdad depende del marco de referencia de quien se plantee una cuestión.

Para entender muchas verdades debemos tener la capacidad de entender los marcos de referencias desde los que se las plantean. El marco de referencia está conformado por el nivel de conocimientos logrados con el estudio más las experiencias de vida.

No tengo duda que “el mundo es de acuerdo al cristal con que se lo mira” por lo que si en la escuela y el bachillerato nos enseñasen sobre los principios de la relatividad y que existe más de una verdad, ya de adultos seríamos más tolerantes con la opinión de los demás, y las personas seríamos más felices.     

Y todo esto que he descrito, ¿en qué me ayuda a responder la pregunta del título del presente capítulo?  (¿Dios existe?)

Todo este proceso combinado de observación y estudio me permitió darme cuenta que el conocimiento es continuo, y cuando estudié algo de filosofía comprendí que “mientras más peldaños se sube en la escalera del conocimiento, el horizonte se amplía” y lo que prevalecía es la aceptación de mi  ignorancia.

El conocimiento se adquiere mediante el estudio, la observación y el razonamiento, y no si realizamos sólo una de las tres actividades nombradas.

Por esto hacen mal quienes desean aprender “de memoria” ya que sólo están cumpliendo con la primera actividad, el estudio, y omiten el razonamiento sobre lo estudiado y la observación de la aplicación de lo estudiado en la vida.

Están confundidos quienes creen que la Ciencia y la Religión son temas diferentes, este “divorcio irreconciliable” fue creado por el afán de supremacía de ciertos religiosos y de ciertos científicos.

La religión basada en dogmas tiene como finalidad el dominio de la población mediante la ignorancia impuesta por el temor.

La ciencia se inicia en conjeturas y no en hechos comprobables, inclusive así ha sucedido para acontecimientos científicos importantes para la humanidad.

Alberto Einstein aseguraba que la luz sería desviada por la gravedad, esta suposición sólo pudo ser comprobada mucho tiempo después cuando hubo un eclipse y se comprobó que la luz de una estrella fue desviada por la gravedad del Sol.

Este es un caso de ciencia a partir de conjeturas, y que ahora la usamos de manera cotidiana, en los discos CD y DVD, iluminación LED, y sigue un extenso etcétera.

Por cientos de años la misa católica se la daba en latín, por lo que la mayoría de personas no la entendían, la Biblia también se la escribía en latín y pocas personas sabían de qué se trataba este gran libro, pero tenían que creer lo que los sacerdotes les decían sino terminarían en el infierno; este es un buen ejemplo de la dominación del Pueblo mediante los dogmas.

Texto tomado del libro Supervivencia

#apocalipsis, #calentamiento-global, #clima, #creacion, #diablo, #dios, #evolucion, #extincion, #futuro, #humanidad, #mensaje, #naturaleza, #nicolas-brito, #oracion, #terremoto, #tierra, #vegano

El espíritu (17)

rupes

Imagen tomada de https://contemplalaobra.blogspot.com.es/2008/05/la-imagen-es-una-reproduccin-de-una.html

Cuando empezamos a ser personas y veíamos que la madera al quemarse produce fuego y humo que se elevaban por ser más livianos que el aire, llegamos a creer que los seres teníamos una substancia que salía del cuerpo y se elevaba al cielo cuando moríamos, que el cielo es arriba, y que allá arriba es donde iremos al morir.

Como no conocíamos que la Tierra es redonda no podíamos saber que el “arriba” de las personas que viven debajo de la línea ecuatorial es el “abajo” de quienes viven sobre esta línea imaginaria.

En ese tiempo creíamos que el cuerpo o substancia material no es importante sino solamente la sustancia etérea que llevamos dentro.

Por miles de años confundimos la conversión de la materia en energía, debido al aumento de vibración de sus moléculas, con el espíritu; y millones de personas han muerto o han sufrido penurias por defender estas ideas que concebimos en los tiempos que sabíamos poco y los Maestros de la Ley Divina nos enseñaban mediante metáforas.

Millones de personas todavía viven bajo la creencia que su parte corporal no importa sino sólo su Yo energético, esto es un error.

Las personas estamos formadas de materia y debemos darle importancia a nuestra parte corporal porque por millones de años nos ha permitido evolucionar desde seres primitivos hasta lo que somos  ahora, y este proceso continuará constantemente.

Por mucho tiempo hemos confundido la energía que forma el Alma, con el Espíritu, pero ya debemos superar esta etapa del oscurantismo.  

El Espíritu no es energía sino un sentimiento resultado de una emoción, pero aparecerá únicamente cuando la empatía esté presente. Empatía es la capacidad de ponernos en el lugar de otra persona para conocer lo que siente o piensa.

Las emociones son resultados de la actividad fisiológica del cuerpo por el efecto de drogas que genera ante ciertas circunstancias como el temor o la felicidad. Los sentimientos son resultado de las emociones.

El sentimiento conocido como Espíritu nace de la emoción de felicidad al saberse parte de un grupo, esto porque desde antes de ser personas aprendimos que al ser parte de un grupo teníamos más oportunidades de sobrevivir.

El Espíritu es el sentimiento que une a todos los seres del Universo; todas las personas tenemos este sentimiento pero millones lo tienen opacado porque permiten que las emociones perversas predominen en su ser.

Cuando empezó a formarse la sociedad humana apareció un espíritu superior al que nos motivaba cuando éramos animales primitivos.

El cuidado materno durante el tiempo que los cazadores estaban ausentes, más las historias de la cacería que los ancianos contaban ante la fogata, desarrollaron lazos afectivos entre los miembros del grupo, especialmente entre los niños que se criaban juntos, lo que consolidaría la sociedad por la aparición del espíritu en su manifestación primitiva, esto es el Espíritu Tribal, como resultado de sentirse parte de un grupo dentro del cual habría más posibilidades de conseguir comida, refugio y protección.

Esto es que, del espíritu grupal que sentíamos cuando éramos animales con pensamientos menos avanzados, evolucionamos al espíritu tribal.

Está comprobado que muchas especies de animales e insectos saben que son parte de un grupo donde tienen más posibilidades de supervivencia, y atacan a quienes no son parte de él, por lo que estoy convencido que tienen un espíritu al que denomino Grupal.

En muchos insectos encontramos la presencia del espíritu grupal como es el caso de las hormigas y las abejas.    

Las leonas dejan a sus crías con las hembras nodrizas quienes reciben comida por su trabajo, de esta manera los cachorros están protegidos, los leones entendieron que al ser parte de un grupo tienen más opciones de sobrevivir. Las crías de elefantes son cuidadas por su madre, por sus hermanos mayores y por sus tías; cuando un elefante muere todos los miembros de la manada se quedan varios días junto al cadaver y lo tratan de levantar, y cuando vuelven a pasar por el sitio donde está el esqueleto lo saludan; esto demuestra que los elefantes saben que en grupo aseguran la supervivencia de sus miembros, y que sienten la pérdida de un miembro. En las manadas de lobos, de búfalos y de perros salvajes, también hay comportamientos que denotan la presencia del Espíritu Grupal.

Las personas agrupadas en pequeñas naciones, motivados por el Espíritu Tribal, creamos un escudo y una bandera que nos diferenciaba de las demás naciones, por lo general usábamos imágenes de animales en estos emblemas, esta práctica estuvo bien en ese tiempo, era un rezago de cuando usábamos los tótems como ídolos de adoración.

No veo bien que actualmente las naciones se identifiquen en sus emblemas con animales que tienen cualidades sobresalientes, como la fuerza del oso o del toro, o la velocidad y visión del águila; después de todo nosotros superamos a los demás depredadores gracias a la inteligencia que desarrollamos por la necesidad de sobrevivir, y que nos dio la capacidad para compartir las experiencias y resolver problemas a partir de ellas.

El Espíritu Tribal lo llevamos en nuestros genes, actualmente es la causa de la creación de barras deportivas, pandillas, confraternidades, clubes sociales, iglesias, logias.

Cuando el Espíritu Tribal es alentado por caudillos perversos se dan casos de asesinatos masivos o genocidios por el sólo hecho que las víctimas son del otro grupo; inclusive en tiempos del “hombre civilizado” se ha llegado a casos extremos: En 1994 en cien días fueron asesinados ochocientos mil varones, mujeres y niños de la etnia tutsi por los hutu en la república de Ruanda. En Irak, en un solo día de marzo de 1980 fueron asesinadas cinco mil personas de la etnia kurda; en total se cree que durante el gobierno de Saddam Hussein fueron asesinadas dos millones de personas solamente por pertenecer a la etnia kurda.

Debemos evolucionar el Espíritu Tribal y aceptar que ahora la tribu es toda la humanidad para que de esta manera aparezca en nosotros una manifestación evolucionada o avanzada del espíritu, al que denomino Espíritu Humano, este sentimiento nos permite ser mejores personas.

Es una verdad indiscutible que “cuando mejoran cada una de las partes, mejora el todo”; por lo tanto, si la mayoría de las personas evolucionamos del Espíritu Tribal al Espíritu Humano, la humanidad conformada por nuestros hijos y nietos será mejor de la que recibimos de nuestros padres y abuelos. 

Llamo a este sentimiento, Espíritu Humano, para diferenciarlo del espíritu que sienten otras especies que comparten la Tierra con nosotros.

Toda persona perversa, si lo desea puede cambiar para bien, pero este cambio está condicionado al deseo y trabajo personal del interesado, recordemos que “cada persona debe recorrer su propio camino”.

Cuando en las personas aparece la emoción de saberse hijo de Dios, se presenta el sentimiento denominado Espíritu Divino o Humano, y que da personalidad al Alma Colectiva del Universo.

La emoción que debe predominar en las personas que se declaran ateas es saberse parte del Universo, pero teniendo la certeza que no somos lo mejor ni lo peor, sino sólo un ser más, con el mismo valor que el Sol, o el rio Amazonas, o los pájaros, o las hormigas, o que los reyes y presidentes.

El Espíritu Humano es fundamental porque permite que haya armonía entre nuestra parte material o Cuerpo y nuestro componente energético o Alma, debido a que mantiene bajo control las conductas delictivas.

Cuando este sentimiento está ausente la armonía entre Cuerpo y Alma desaparece y la persona sufre, y hace sufrir a los demás, porque afloran las conductas delictivas.

Una persona con el Espíritu Humano opacado o anulado es un animal que actúa por instinto donde la supervivencia es la prioridad, por esto se realizan ataques sexuales, robo de bienes, y cualquier actividad que aseguren la perpetuidad de la especie bajo normas ya superadas por la mayoría de la sociedad humana.

El Espíritu Humano puede ser anulado o apagado por embriaguez, por drogadicción, por golpes en la cabeza, por hipnosis, por autosugestión.

A veces el apagado momentáneo del Espíritu Humano es necesario para asegurar la supervivencia, porque nos permite desarrollar velocidad y fuerzas extremas, esto se da cuando la vida, propia o de personas allegadas, está en peligro.

Los deportistas de éxito también usan de manera controlada el apagado del Espíritu Humano para lograr sus hazañas sobrehumanas.

Sin el Cuerpo no existiríamos, y la presencia del Cuerpo produce inexorablemente la aparición del Alma, el ser humano puede vivir sin el Espíritu; pero reducido al nivel de un humanoide en proceso de convertirse en persona.

Sin la presencia el Espíritu Humano, las personas solo somos Cuerpo y Alma, y esto es una anomalía grave porque, para desgracia de la sociedad,  muchos líderes políticos por esta anomalía destruyeron la vida de millones de personas.

Cuerpo, Alma y Espíritu forman la santa trinidad que llevará a la humanidad por la senda del progreso.

Texto tomado del libro Supervivencia

#apocalipsis, #calentamiento-global, #clima, #creacion, #diablo, #dios, #evolucion, #extincion, #futuro, #humanidad, #mensaje, #naturaleza, #nicolas-brito, #oracion, #terremoto, #tierra, #vegano

Los nuevos dioses (16)

La imagen de la derecha fue tomada de http://espiritualidad37.rssing.com/chan-13289116/latest.php

La imagen de la derecha fue tomada de http://espiritualidad37.rssing.com/chan-13289116/latest.php

Es natural que nos asombremos cuando descubrimos algo nuevo, y nos maravillamos aún más cuando no lo entendemos pero sí lo vislumbramos, esta es una sensación fantástica que nos obliga a investigar y a pensar constantemente en el asunto, lo que es bueno porque vamos siendo menos ignorantes.

Las personas muchas veces hemos cometido el error de otorgar cualidades esotéricas o místicas a los nuevos descubrimientos, esto nos sucedió cuando estábamos en nuestra fase prehistórica y descubrimos el fuego y también como personas modernas al descubrir la electricidad y la radiación; pese a que creíamos  que habíamos superado la etapa del Oscurantismo.

En la fase prehistórica vimos que de trozos de madera salía el fuego y que este desaparecía, tampoco lo podíamos agarrar porque es muy tenue, entendíamos que es una substancia poderosa y nos podía causar mucho daño, pero también nos ayudaba a cocer los alimentos y a fabricar objetos útiles. Entonces al fuego le dimos cualidad de Dios y lo adorábamos.

Esta situación se mantuvo por miles de años, hasta que el fuego pasó de ser algo que nos maravillaba tanto que nos postrábamos ante él, a que en la actualidad sea algo cotidiano.

Cuando descubrimos la electricidad también le dimos cualidades místicas, y más aún cuando se descubrió que las piernas de una rana muerta se movían al aplicarles electricidad, creímos que “la electricidad era la dadora de vida”.

Seguramente esto motivó a la escritora inglesa Mary Shelley a publicar en 1818 una novela que relata la historia del médico Víctor Frankenstein quien reúne partes de varios cadáveres, luego que los cose, y le da vida aplicándole la electricidad de los rayos de una tormenta. 

Quienes conocían los fenómenos eléctricos eran vistos como poseedores de un conocimiento oculto. En la actualidad la electricidad es parte de la cotidianidad y ni siquiera pensamos en ella, sino sólo cuando nos llega la factura de la empresa que la suministra.

Con el descubrimiento de la energía radiactiva también nos maravillamos tanto que creíamos que estábamos ante una substancia milagrosa que curaba más de ciento cincuenta enfermedades; se llegó vender por unos diez años, jarabes, chocolates, agua y pomadas radiactivas; pero, a los pocos años, las personas que en las fábricas estaban en contacto con estos productos, y quienes los consumieron, enfermaron y muchos fallecieron, sus muertes fueron terribles, sus huesos se hicieron tan frágiles que se rompían, la piel se desprendía, era el envenenamiento por radiación.

A veces imagino que si pudiéramos transportar a un grupo de estos “hombres modernos” a la época actual, verían a las grandes turbinas eléctricas o a las centrales atómicas, como seres divinos, y hasta se postrarían ante estas instalaciones, de manera similar a cuando adorábamos al fuego que emanaba de los volcanes o de los leños ardientes.

Por estos dos casos de confusión de energía con dios, siendo adolescente, al ver que la energía estaba en todas partes, llegué a creer que Dios era la energía, este error me acompañó hasta que entendí que la energía es efecto y no causa, y Dios no podía ser el resultado o el efecto de algo sino que es la causa de todo.

La película “La Guerra de las Galaxias” popularizó la frase “Que la fuerza te acompañe” por lo que muchas personas se hicieron la idea equivocada que “Dios es una fuerza que abarca todo el Universo”. Pero es fácil comprobar que toda fuerza es efecto de alguna causa, esto lo aclaro con dos ejemplos: Uno, la gravedad es una fuerza causada por la masa de los cuerpos al deformar el espacio. Dos, la fricción es una fuerza causada por el roce entre dos superficies. Por lo tanto, la fuerza al ser efecto de algo no podría ser Dios, porque éste es la causa de todo.

Con Alberto Tutivén somos amigos desde el cuarto año del colegio técnico Simón Bolívar, cuando cursábamos el sexto año, íbamos al colegio trotando desde mi casa en el barrio Cristo del Consuelo, en el trayecto conversábamos sobre religión y ciencia, y hasta ahora, cada que vez que nos encontramos por cuestiones de trabajo, el debate continua, su escepticismo me ha sido de gran ayuda para no caer en dogmatismos.

Texto tomado del libro Supervivencia

#apocalipsis, #calentamiento-global, #clima, #diablo, #dios, #evolucion, #extincion, #futuro, #humanidad, #mensaje, #naturaleza, #nicolas-brito, #oracion, #terremoto, #tierra, #vegano

Mensaje de Bettsabe67 de Mayo 2017

El pensamiento, el sentimiento, el acto y la realidad.

  1. El pensamiento debe ser frió y analítico, no apasionado, solo trasmite ideas que según tu análisis las harás tuyas, las desecharas o podrás codificarlas.

  2. Cuando tengas cierta seguridad de la idea, siéntela busca con tu interior una guía sobre ella, y allí usa tu pasión, tu sentimiento y trata de visualizar la idea sintiendo alegría, es allí que comienza el proceso creador. Después no lo vuelvas a pensar, vive con alegría sin volver a pensar en ello, espera, debes verla antes de ser realidad, trata, prueba, si no lo puedes, igual sigue adelante, lo podrás en otra prueba.

  3. El acto, la situación se acercará dependiendo de la alegría del paso anterior, magnitudes, allí deberás trabajar por ella, ejecutar el acercamiento de ella y su ejecución.

  4. La realidad ha cambiado. Idea + sentimiento + acto = nueva realidad. Pensar + amar + trabajar = Tu alegría. Durante el proceso descubrirás leyes que acercarán lo necesario, podrán ser leyes diversas en cada situación, después lo sabrás, no pienses tanto, comienza a sentir. Confía

El vivir en amor te da más seguridad en tus actos, pensamientos y sentimientos, poco a poco crece el amor y disminuyen las emociones negativas, disminuye el miedo, algún día no tendrás miedo, una persona sensible es como un espejo, pero la diferencia es que tu no ves en ese espejo a él, sino a ti; si ves miedo no es suyo, es tuyo. Atención, la sensibilidad del amor te ayuda a verte a ti mismo, eso sirve a ayudar sin hablar.

El consejo.

Para todos suena fácil decir “Dale un consejito” entendamos que cada persona vive una experiencia única, por ello tiene un punto de vista único de su vida y de la vida, un sinónimo del amor es el respeto, a cada experiencia se respeta, por ello hay que aconsejar solo:

  1. Si estás preparado para sentir y saber cómo es la vida de esa persona y poder ayudarla con sus propios principios y creencias para no perturbarla con otras creencias no propias.

  2. Cuando te lo pidan

  3. Prepárate crece y solo si sientes el interior de esa persona atrévete a aconsejarla.

Por eso ustedes comprendan lo delicado de pedir concejos a otras personas, crezcan espiritualmente y busquen dentro de ustedes, arriesguen, equivóquense con sus propias ideas, serénense, piensen y sientan .

Lenguajes.

La creación, todo lo existente y lo por existir se comunica por medio de varias formas de sentimiento y esas varias formas crecen según su magnitud.

Aquí en esta vida, en esta dimensión hablamos inicialmente con sonidos y tenemos dificultades en la comunicación, es parte de la prueba.

¿Cómo te comunicas cuando te quieres comunicar con algo que sientes que existe pero todavía no lo ves?

Recuerda como manifiestas el sentimiento, con tristeza hablas, piensas y sientes al pedir algo que dices que mejorara tu vida, la creación inicialmente escuchará tu sentimiento de tristeza y de carencia, te dará, tristeza y carencia, y tu aquí no saldrás de esa situación hasta que recapacites. Si tu expresas alegría y deseas algo así, la vida te dará alegría y podrá ser esa cosa puntual que pediste o no, podrá no ser eso, madurarás poco a poco y aprenderás a operar esto, el sentimiento que manifiestes que vivas es lo que será escuchado inicialmente.

El hecho de expresar alegría te dará lo necesario o lo que tú pidas, según tu nivel de expresión de esa seguridad, el “yo soy” y el “yo quiero” depende de ti, seguridad y alto amor de vida.

Existen tantos lenguajes poco a poco los aprenderás, comienza, con el del amor y sus sinónimos, después viene la FE, después vendrás otros.

No hay cosa más bella que saber comunicarse. La FE es otro lenguaje que te permitirá comunicarte tanto, confía, prueba, pasito a pasito… paciencia

Crece primero.

Para enseñar espiritualidad primero vívelo, pruébalo, crece en ella, cuando estés listo, tu interior y tu exterior sabrán que es el momento si esa es la experiencia que tú quieres vivir.

Sabrás que lo que compartes no nace de tus ideas sino del profundo de tu espíritu que siente que a alguien le haces falta de esa manera (enseñando).

Atención a la pasión inicial del aprendiz, para no perturbar, y recuerda para respetar primero CRECE, y regala esos consejitos.

Cuida tu ser

  1. Cuerpo: salud + alimentación + mantenimiento.

  2. Pensamiento: selecciona tus pensamientos + comanda tus pensamientos + madura el proceso de tu pensar + crece tus pensamientos.

  3. Espíritu: una vida siguiendo los sinónimos del amor, ayudará a que inicialmente vivas, sea lo que quiere tu mente o lo que quiere tu espíritu, y mejorará tu intuición, dará paz y alegría a tu ser y potenciará esas 3 partes: orgánica + mente + espíritu.

Después las vivencias serán compartidas, juntas y se fusionará tu amor y la inteligencia, y hallarás otras fuentes de conocimiento y sabiduría.

Trabajar, Pensar, Sentir.

El mundo tiene tantas personas buenas, pero eso no basta para pedir al Padre por lo que hemos venido a hacer, la FE está más allá del amor, enséñales a tener FE, crezcan y pidan. La FE nace después que superas las pruebas del amor, vivan y crezcan.

La felicidad está dentro de ti, es parte de la esencia de tu espíritu, tú y tus experiencias permites a tu espíritu vivir lo que él quiere y el aflora y tu sientes su emoción, la felicidad, tu felicidad.

El perdón, el pecado y los perdonados.

Las personas sienten la necesidad de escuchar decir, o de decir “Te perdono” interiormente en cada parte se da alivio, pero tu estas seguro que quien te dijo te perdono fue sincero, lo sientes de corazón, esto es cambio.

Tu que dijiste “Te perdono” estas seguro que lo sientes, que has cambiado, decir te perdono alivia ciertas emociones, pero lo que se movió en la creación.

Con ese acto no solo puede ser cambiado por ti dándote cuenta de tu falta, y no realizándola nuevamente, aprendiendo y cambiando, si llega a ti o a la contraparte alguna acción del acto, vívela con amor.

La cortesía ciudadana se usa para mejorar, las llamadas, relaciones cotidianas, pedir disculpas, perdonar, ayuda, te funciona úsalo.

La única manera de cumplir con el perdón es cambiando, las palabras de disculpa no cambian nada en la creación, tú te perdonas y limpias los actos futuros con tu crecimiento espiritual, es el sentimiento vivido en el acto de cambio de tu conciencia que cambia la vida, allí eres creador, o remodelador de tu vida.

Las tres iglesias

Antes de encontrar la Fe caminé por tres iglesias:
1. La iglesia del fanatismo, buscando un Dios para resolver mis problemas.
2. La iglesia serena donde escuche la palabra sobre Dios.
3. La iglesia donde no entré porque descubrí que yo soy el templo y el Dios que buscaba está dentro de mí.

Todos los ojos no ven lo mismo.

Confianza, tiempo atrás las personas se reunían a contarse tristezas en sus casas, en el trabajo, en iglesias y templos, veo que sucede igual a través de las Redes Sociales, les recuerdo, donde dos o más personas hablen de mí -dijo el Maestro- yo estaré allí; pero, les recuerdo con ALEGRÍA, no con tristeza, no se reúnan a compartir tristezas, existen seres que ustedes no ven que se aprovechan de ese tipo de emoción; alegría, agrúpense con alegría, alejemos el mal en este mundo, vivamos experiencias amorosas; muchos enseñan que del mal también se aprende, que todo es bueno.

Atención, el amor respeta todo, yo les pido que prueben aprender del amor.

No busquen el entendimiento, el saber, el conocimiento para obtener paz personal, si esa búsqueda no te proporciona eso, alejate de esa búsqueda, vive sin buscar nada, solo goza el amor diario, cuando encuentres paz y espiritualidad y seas feliz, después encontrarás conocimiento y sabiduría para usarla

Todo lo que sabe Juan lo sabrá algún día Pedro, confianza, hace falta saber poco para comenzar: amor y sus sinónimos, búsquenlos y aplíquenlos, vívanlos y poco a poco ustedes también sabrán lo que saben Pedro y Juan.

Inicialmente no se desesperen en saber si el Universo es toroide u ovoide, o si a Buda le gustaban los mangos o las peras, si Jesús era casado o no, lo importante fueron sus mensajes, poco a poco esas verdades, y muchas más, las sabrás tu directamente si las necesitases saber, al inicio te apasionas por saber todo en un instante, paciencia pasa del alumno a la experiencia, vive.

¿Cuándo debo cambiar?

Padre pero ellos dicen que todo esto ya lo saben, hijo mío tu también eres padre y sabes que a los hijos necios hay que repetirle las cosas importantes, si los quieres y quieres ensearles algo repíteles esto:

El mejor momento para cambiar es cuando crees que estas bien, cuando estas sereno y posees los recursos (economía, cultura, títulos académicos, espiritualidad, salud, etc.) para una vida armoniosa.

¿Por qué allí? porque dispones de más tiempo y calma para analizar tu personalidad, no tengas miedo, cambiar no significa perder lo que tienes, si hay algo negativo, si tú quieres mejorar lo cambias, pero también significa crecer, ir adelante, no dormirse en esa tranquilidad, esa estática cómoda, allí podrás autoanalizarte y mejorar tu vida, no esperes condiciones adversas y contrarias para hacer cambios en poquísimo tiempo, podría ser que no estés preparado para una prueba así, mejora poco a poco, la vida no pide sufrir, recuérdales.

Una cosa positiva, es que lo importante que debemos saber para ser felices, lo sabemos, y esto sucede en casi todo el mundo, ahora la situación es meterla en práctica, realizarla.

#apocalipsis, #calentamiento-global, #clima, #creacion, #diablo, #dios, #evolucion, #extincion, #futuro, #humanidad, #mensaje, #naturaleza, #nicolas-brito, #oracion, #terremoto, #tierra, #vegano

No existe el azar (15)

karma

Imagen tomada de http://buddhistofnepal.blogspot.com/

Por la observación de lo cotidiano, desde muy pequeño, pude darme cuenta que los actos de la naturaleza se dan por leyes establecidas y que no hay improvisación.

Aclaro esto relatando dos experimentos que de muy joven realice en el patio de mi casa, en el barrio Brasilia: Uno, al regar un vaso de agua en el piso de cemento vi que la velocidad de evaporación depende de manera directa del calor que hay en el ambiente. Dos, cuando sembraba maíz y arroz, notaba que, en verano, crecía de acuerdo a la cantidad de agua que le regaba, porque la cantidad de abono era la misma. También experimentaba con sandía, arroz, cauca, y animales de corral.

Un día vi que diario El Universo promovía el concurso “El Pequeño Agricultor” y me decidí a participar, sin decírselo a mis padres llené el formulario y lo envié por correo; tremenda sorpresa que recibí al ver mi nombre en el periódico; a los pocos días, cuando fueron los delegados, les mostré mis apuntes sobre los experimentos con arroz y maíz y decidieron que era el ganador.

En ambos experimentos el resultado logrado estaba de acuerdo a la acción previa que había realizado, si la acción variaba, el resultado era otro. Nunca pude ver que el agua se evaporaba más rápido cuando hacia frio que cuando hacía calor; y el maíz siempre crecía más rápido en el sector donde el riego era constante y no donde ex profeso no lo regaba.

En el colegio tuve la suerte que el profesor de física, de apellido Nolivos, no era un magister dixit y nos permitía expresar nuestras dudas, inclusive hasta de lo que parecía obvio.

Cuando estudié la mecánica de Newton me di cuenta que el mundo cuenta con leyes que lo rigen de manera automática, sin necesidad de una “mano mágica” que actúe de manera constante. Esto fue ratificando mis sospechas que la “mano que rige al mundo” son las Leyes de la Física, hasta que años más tarde comprendí que las leyes físicas son parte de los Principios Universales.

Cuando estudié el calor se ratificó mi sospecha que todas las cosas suceden de manera automática, no hace falta que aparezca una “mano milagrosa” ya que todo está preestablecido.

Entendí que el agua del rio Chimbo, el vapor que sale de la fábrica de azúcar y el hielo del refrigerador de la casa son un mismo tipo de sustancia pero en diferentes presentaciones. Parecería ser un fenómeno sobrenatural, pero una misma sustancia te puede mojar, quemar o congelar, pero las ciencias naturales nos enseñan que el agua no es una sustancia mágica sino que sus propiedades varían de acuerdo al nivel de vibración de sus moléculas.

El calor y el frio son manifestaciones de un mismo fenómeno, la velocidad del movimiento, o vibración, de las moléculas, este es otro caso del Principio de Vibración.

El Principio de Causa y Efecto nos dice que todo lo que hacemos tiene consecuencias sobre nosotros y de la misma naturaleza de lo que hicimos, también se lo puede interpretar como, todo en el Universo es efecto de una causa, de aquí se derivan las sentencias: “Cada quien cosecha lo que ha sembrado”. El músico cubano Miguel Matamoros lo dijo con la frase “El que siembra su maíz que se coma su pinol”. Mi madre siempre nos decía “manos que dan reciben”.

No existe la chiripa, la casualidad o el azar, las cosas suceden como consecuencia de acciones previas, el Principio de Causa y Efecto obra siempre, y cada quien decide si es para su bien o para su mal. 

Texto tomado del libro Supervivencia

#apocalipsis, #calentamiento-global, #clima, #creacion, #diablo, #dios, #evolucion, #extincion, #futuro, #humanidad, #mensaje, #naturaleza, #nicolas-brito, #oracion, #terremoto, #tierra, #vegano

¿Qué, no es Dios? (14)

Es-Dios-sanguinario

Imagen tomada de http://miespadaeslabiblia.com/tag/detractores-de-la-biblia

Es fundamental que antes de acometer en la tarea de precisar si Dios existe, primero debemos definir ¿Qué es Dios?

Esta es una de las cuestiones más difíciles sobre las que he tenido que pensar, y aunque hay personas que aseguran que hacerlo es imposible porque “no se puede definir el infinito, usando el cerebro que es limitado o finito”, yo refuto esta idea indicando que para entender lo que es Dios, uso la imaginación, que es infinita; y para no confundir imaginación con desvarío sólo uso información comprobable, las experiencias que he vivido, y la información que está aceptada por los científicos.

Los atributos de Dios son:

No tiene defectos porque es perfecto.

No siente ira cuando desobedecemos sus mandatos.

No siente celo cuando alguien adora a otro dios.

No necesita que lo adoren porque no es egocéntrico.

No es asesino.

No castiga con pestes ni enfermedades.

No destruye la propiedad de quien no lo obedece.

No necesita que elaboremos imágenes suyas porque no es un ser.

No está ávido de oro y joyas.

No necesita hacer o realizar actividad alguna porque todo ya está organizado con los Principios Universales o Leyes Divinas.

Cuando estemos ante una descripción de Dios que sí cumpla con alguna de las características señaladas, estaremos en un error.

Dios no puede tener los defectos humanos porque sería contradictorio con su cualidad divina y perfecta. Cuando se habla de la “ira divina”, “del castigo divino” o del “temor a Dios” se está usando metáforas que significan que cuando pecamos o quebrantamos la ley divina, deberemos aceptar las consecuencias.

Nosotros creamos las condiciones para vivir mal, dicho en metáfora “cuando pecamos la ira divina nos castiga”.

¿A qué Dios adorará una Viuda que se ha hecho multimillonaria robando las riquezas de millones de personas, inclusive llegando al asesinato y la tortura usando el nombre de su finado Esposo? Sin lugar a equivocarme, aseguro que esta Viuda Rica adora a un dios hecho a la medida de sus ambiciones.

Texto tomado del libro Supervivencia

#apocalipsis, #calentamiento-global, #clima, #creacion, #diablo, #dios, #evolucion, #extincion, #futuro, #humanidad, #mensaje, #naturaleza, #nicolas-brito, #oracion, #terremoto, #tierra, #vegano